Maquilladora Mar del Plata

Qué limpiador facial usar según el tipo de cutis

¿cuál es el producto limpiador ideal para cada tipo de piel? Veamos cuáles se adaptan mejor a las necesidades de cada tipo de piel:

Piel seca o madura

Estas pieles requieren productos limpiadores con ingredientes humectantes (avena, manteca de karité, aceite de oliva, aceite de almendras, aceite de semilla de girasol, aceite de semilla de arándano, etc.). Es decir, que mantengan la película de hidratación de la piel. En estos casos, quedan descartados los productos astringentes y jabones agresivos, porque resecan el cutis y lo dejan tirante e incluso irritado.

La mejor opción para las pieles secas o maduras son las leches desmaquillantes tradicionales, los aceites limpiadores o los jabones «syndet», que además de retirar el maquillaje y las impurezas de la piel, la dejan hidratada y esponjosa.

Leche limpiadora: la de toda la vida, se aplica sobre el rostro generosamente y se retira con discos desmaquillantes. Aunque no limpia tan en profundidad como otros productos, se puede utilizar tanto para retirar el maquillaje, como para eliminar la suciedad acumulada a lo largo del día. No hay más que mirar el algodón para comprobar la s

Bifásicos y aceites limpiadores: aunque hoy en día existen aceites limpiadores para todo tipo de pieles, lo cierto es que las secas y muy secas son las que mejor lo toleran debido a su consistencia grasa. Disuelven y eliminan con facilidad cualquier tipo de maquillaje y mantienen la hidratación de la piel, evitando la sensación de sequedad en el rostro. Se aplican directamente sobre la piel dando un suave masaje con movimientos circulares y se aclaran con abundante agua.

Piel mixta o grasa

Este tipo de pieles se caracterizan por el exceso de producción de sebo, que se acumula junto a la polución, el maquillaje y otras impurezas obstruyendo los poros. Por eso requieren productos limpiadores con ingredientes astringentes (extractos de té verde, toronja, romero, lavanda, menta, hammamelis, limón,etc.) que dejen la piel mate sin llegar a resecarla.

Para este tipo de cutis, los limpiadores bifásicos y las cremas y leches limpiadoras están totalmente contraindicadas. Tampoco los productos que contienen alcohol, ya que podrían resecar en exceso el rostro y provocar una producción excesiva de sebo. Por el contrario, los productos que mejor les funcionan son las espumas y geles faciales, así como los jabones «syndet» antes mencionados. También son ideales las aguas micelares y termales, especialmente, cuando no es necesario desmaquillar.

Piel sensible

Las pieles sensibles reaccionan mal ante jabones y productos con alcohol o aromas. También pueden sufrir irritaciones al contacto frecuente con el agua  Por tanto, su limpieza solo puede quedar a cargo de productos «syndet» que no agredan la piel, así como soluciones acuosas como el agua termal o el agua micelar.

El agua micelar es una solución innovadora de limpieza facial formulada a base de unas moléculas llamadas micelas que actúan como imanes ante la suciedad y el sebo. Para limpiar el cutis y eliminar maquillaje, el agua micelar se emplea empapando un disco desmaquillante y deslizándolo con suavidad sobre la piel, sin necesidad de aclarado final